EL PAN Y LA GUARANIA, UN HOMENAJE AL MAESTRO FLORES, EN EN LA MANZANA

Mario  Casartelli

El unipersonal teatral “El pan y la guarania”, un homenaje al maestro José Asunción Flores, sube a escena en la Manzana de Rivera.

Escrito e interpretado por el escritor y cantautor Mario Casartelli tendrá funciones el jueves 23 y viernes 24, a las 20.00 horas en el Auditorio Ruy Díaz de Guzmán de la Manzana de la Rivera (Ayolas 129).

El costo de la entrada será de 50.000 guaraníes.

La puesta cuenta con doce actos que transcurren entre el pequeño cuarto del músico y la plaza Lavalle. Toques de humor, de reflexión y dramatismo puntean el espectáculo que dura una hora y 30 minutos.

“Trabajé ocho meses intensos, tanto en la escritura de la obra como en la concepción escénica y musical, recogiendo numerosos datos en libros y conversando con personas que lo conocieron. Trato de presentar con la mayor fidelidad posible la personalidad artística, política y humana de José A. Flores. Y quiero que la misma sea, aparte de lo que en términos artísticos y estéticos pueda lograr, una obra didáctica, que brinde respuestas a muchas preguntas que la gente, sobre todo los jóvenes, se hacen en torno a su vida”, señala Casartelli.

En la obra, el maestro Flores hace un recuento de su vida, dos meses antes de morir. Y en medio de la lucidez y el delirio entabla un diálogo constante con San La Muerte, a quien le advierte que no lo llevará mientras no consiga componer la guarania La noche antes, que quiere dedicar a la tragedia final en la Guerra Guasu. La tensión es esa, no logra concebirla en Buenos Aires y tiene la certeza de que sólo instalado en Cerro Corá, frente al río Aquidabán, lo conseguirá. Pero el tirano Alfredo Stroessner no le permite ingresar al Paraguay. Y esa composición queda trunca.

También se rememoran pasajes de su infancia y de su adolescencia. “Pretendo que con acciones teatrales pueda transmitir el contexto de su infancia, su adolescencia, su formación musical y los pasos que fue dando hasta llegar a la Guarania. Y, ya que todo se inicia dos meses antes de su muerte, su edad adulta, estén presentes con todos los avatares del exilio y la sensación de cercanía de la muerte”, agrega el artista.