El documental “Ejercicios de memoria” en Manzana Abierta

Manzana Abierta es el nuevo ciclo de promoción cultural organizado por la Dirección General de Cultura y Turismo de la Municipalidad de Asunción en el icónico Centro Cultural de la Ciudad Carlos Colombino/ Manzana de la Rivera (Ayolas 129 c/ Benjamín Constant). Este ciclo de cine, música y teatro se lleva a cabo los días lunes, martes y miércoles respectivamente de abril a noviembre, para el disfrute de toda la ciudadanía reuniendo a la historia y el arte en un mismo lugar.

 

Continuando con la programación de los lunes de cine de Manzana Abiertael 18 de junio a las 20:00 hs. se proyectará en el Auditorio Ruy Díaz de Guzmán, el documental Ejercicios de memoria de la cineasta paraguaya Paz Encina, con acceso libre y gratuito.

 

Ejercicios de memoria (Paraguay-Argentina-Francia-Alemania-Qatar/2016). Guión y dirección: Paz Encina. Fotografía: Matías Mesa. Sonido: Guido Berenblum. Edición: Pablo Giorgelli y María Astraukas. Distribuidora: Compañía de Cine. Duración: 70 minutos. Apta para mayores de 13 años.

 

Es un relato íntimo de la dictadura (1954 – 1989) de Alfredo Stroessner, armado a partir de los recuerdos de la viuda y los tres hijos del dirigente opositor y perseguido político paraguayo el doctor Agustín Goiburú, secuestrado en febrero de 1977 en el marco del Operativo Cóndor, en la ciudad de Paraná de la provincia de Entre Ríos (Argentina) donde vivía exiliado desde 1959. Este documental trata de introducirse en el contexto político a través de los recuerdos de los hijos de Goiburú: Rogelio, Jazmín y Rolando, arrancando así un íntimo ejercicio de memoria que cuenta la historia de 35 años de todo un país.

 

El filme pasó por distintos festivales internacionales de cine como el de Mar del Plata, de San Sebastián, de La Habana, MoMa, Festival de Documentales de Tesalónica, Festival Internacional de Cine de Guadalajara, Cinéma du Réel de Francia, Filmar en América Latina, Festival Internacional de Cine de Brasilia, Festival Internacional de Cine de Sao Paulo y ha ganado los premios de Mejor Directora y Mejor Película en el Festival Internacional de Cine de Cartagena. Además el proyecto recibió apoyo del Programa Ibermedia a la Coproducción en el año 2014.

 

Este sutil y elegante documental de la realizadora paraguaya –su primer largometraje desde la celebrada ópera prima Hamaca paraguaya— es un film que intenta lidiar con el pasado de su país, que estuvo bajo una dictadura, la de Alfredo Stroessner, por 35 años. El eje son los recuerdos que los tres hijos de Agustín Goiburú comparten acerca de su historia familiar y de los años de militancia política de su padre, que acabaron en 1977 cuando este líder opositor fue asesinado por las fuerzas en el poder.

 

Pero las elecciones de Encina son más poéticas y elusivas de lo que esa descripción parece hacer referencia. La directora dedica buen tiempo de este breve film a mostrar paisajes y ámbitos silenciosos, planos de una suerte de vacío emocional (el recorrido incluye varios de los lugares en los que vivieron los protagonistas, tanto en Paraguay como en Argentina) que complementan de tanto en tanto las palabras de los entrevistados, dejando en claro esa suerte de “tierra arrasada” que dejó la dictadura más larga de América Latina.

 

Para Encina, que viene de una situación familiar similar, esta suerte de exorcismo sobre la herencia de la dictadura paraguaya es también un ejercicio de reflexión personal pero, a diferencia de la mayoría de las películas que analizan estos temas, construye una narración más elegíaca que, sin evadir las referencias políticas específicas, se atraviesa más como una especie de sombrío y doloroso recorrido en imágenes por un pasado difícil de un país que no tiene todavía suficientes historias cinematográficas que miren de frente a esas décadas de horror.

 Por Diego Lerer

https://www.otroscines.com/nota-11998-critica-de-ejercicios-de-memoria-de-paz-encina