Una noche previa de color y bailes en el CPJ, para festejar sus 28 años de vida

Una noche previa de color y bailes en el CPJ

El Centro Paraguayo Japonés para el Desarrollo de los Recursos Humanos, (CPJ), dependencia de la Municipalidad de Asunción, conmemora  este martes 23 de agosto sus  28 años de vida institucional.

En ese marco el lunes 22, en la noche previa al aniversario, se celebró el grato acontecimiento en el Teatro Agustín Pío Barrios del mencionado centro cultural, donde asistieron el intendente de Asunción, Mario Ferreiro y su señora esposa, Male Caballero; autoridades diplomáticas del Japón; concejales capitalinos, funcionarios municipales y  vecinos.

En la oportunidad se pudo apreciar la presentación  de un fragmento  de “Ayumu Michi” (Caminar el camino), protagonizado por jóvenes de la comunidad Nikkei e “Imagine” a cargo de la Compañía Novo Dance.

CPJ genera vivencias

El jefe comunal capitalino destacó sentirse muy honrado por estar en un espacio tan emblemático y con tantas vivencias como el CPJ.

Emocionado recordó que junto a Jorge Garbet, en ese mismo teatro, despidieron a Lobito Martínez hace unos 10 años atrás.

Agregó que recibieron a Óscar Cardozo Ocampo cuando volvió al Paraguay, que inició los recordados ciclos con música del alma, al reencontrarse con Asunción. “Hemos visto pasar a grandes hombres de la música internacional”, señaló.

Rememoró además que en la biblioteca del CPJ  asistió a  una decena de lanzamientos de libros, resaltando asimismo que en su gimnasio se formaron varias generaciones del deporte. “Tenemos un aula para la Tercera Edad y hasta ahora disfruto del cariño de esas abuelas que me hacen sentir como si fuera Sandro de América, cada vez que vengo al CPJ y me encanta venir por eso, son mis nenas”, dijo jocosamente, repitiendo las palabras del extinto cantante.

Recordó también que como periodista condujo el debate presidencial entre Pedro Fadul, Fernando Lugo y Blanca Ovelar, que se realizó en el CPJ.

“Estos 28 años no se celebran solamente porque hay una cuestión material edificada en este lugar, que por cierto es  un modelo arquitectónico admirable hasta hoy. La vigencia es extraordinaria porque después de tantos años sigue funcionando”, alegó.

Aseguró que lo más importante es que el CPJ sigue generando una serie de vivencias.“Que llegan hasta el punto de emocionarnos con esas cartas imaginarias de aquellos primeros inmigrantes que vivían en la soledad, en los parajes de la Colmena, Pirapó, en el año 1938 con la inmigración nipona”, refirió.

Resaltó la importancia del Centro Paraguayo Japonés para el barrio donde está ubicado y para toda la ciudad.“Este lugar que es del barrio, de la ciudad, de los vecinos, está creciendo con nuestro conservatorio de música con el nombre de Óscar Cardozo Ocampo,  que atrae a connotados profesores, entre estos, Pinchi Cardozo”, ejemplificó.

Concluyó afirmando que “este aniversario también significa honrar esta cultura que tanto admiramos, que llegó al país hace 80 años,  nación que nos muestra su ejemplo de superación incluso en los momentos más difíciles, significa esa amistad profunda entre los pueblos”, finalizó.